Tarzan (2013)

1.0

Hay otra “Tarzan” aparte de la encantadora y colorida película de Disney con las canciones de Phil Collins que toda mi generación se sabe. Estoy hablando de una versión americo-franco-alemana estrenada en 2013 en Rusia y que es el trabajo de un director alemán llamado Reinhard Klooss, un perfecto desconocido que ni siquiera tiene página en Wikipedia, aunque sí en IMDb (aunque, vamos, ¿quien no tiene página en ese estúpido lugar?).

Qué demonios llevó a alguien a hacer otra versión de Tarzan está más allá de mi comprensión; sueño de la niñez, supongo. No me malinterpreten, soy un gran fan de los proyectos independientes. Mucho oro sale de allí. Tan ridículo como se veía el tráiler de esta película, cuando el azar hizo que me tocase verla en un autobús me dispuse a disfrutarla. Quiero decir, había helicópteros y explosiones. Algo bueno debía de tener.

Y solo obtuve dolor. La película es una extraña y maloliente mezcla de plagio visual de la versión de Disney con faramalla naturista post-“Avatar” con bases de ciencia ficción incomprensible al estilo de “Transformers”. Al parecer los guionistas creyeron que si tiraban al caldero todos los clichés de hit hollywoodense iban a obtener un éxito en taquilla y serían catapultados hasta la cima. Pero el resultado es el equivalente cinematográfico de esa cosa de kétchup con tierra y maní que improvisó Bob Esponja como desayuno en el episodio “Something Smells”.

En serio, si no fuese tan aburrida uno no podría evitar reírse de ella. Hay una estúpida narración de parte de una voz melosa que parece sacada de caricatura cristiana emitida en Semana Santa explicando todo, desde lo que la “trama” acaba de mostrarte hasta los pensamientos más evidentes de los personajes. Uno no puede evitar mirar con una condescendiente ternura como el filme pasa de ser otra adaptación libre del material, a otro de esos mockbusters animados de la apestosa calaña de Video Brinquedo y similares.

Y por si fuera poco, la animación cuenta con la peor captura de movimiento que he visto en mi vida. Si creías conocer el uncanny valley gracias a “The Polar Express” o “Mars Needs Moms”, prepárate porque este es el siguiente nivel. Las caras están más o menos logradas, pero los movimientos de los personajes los hacen ver como maniquíes tétricos que a ratos recuerdan a los Autons de “Doctor Who”.

Y antes de que lo olvide: ¿Soy yo, o cuando se trata de películas marginales como estas, los animadores dejan ver su sexualidad insatisfecha descaradamente sobre los personajes femeninos? Porque estoy seguro de que no es culpa del motion capture ese sugestivo movimiento curvilíneo que Jane hace con el trasero frente a Tarzan en uno de sus encuentros. Y luego este le toca sus tetas hechas de pixeles. Y luego lo vuelve a hacer. Dos veces. Y en otra escena casi ve su silueta topless a través de su tienda en la jungla (ah, porque sí, su relación aquí toma la vía del stalker onda “Twilight”). Esta “Tarzan” llega a su punto álgido cuando la pareja se abre camino a través de la jungla y llega a un jardín con árboles de colores y aguas cristalinas. “Paradise” de Coldplay comienza a sonar.

Coldplay. 

¿Necesito elaborar más al respecto?

Tarzan

Reinhard Klooss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s