Inside Out (2015)

4.0

“Inside Out” abre con una versión romántica del nacimiento al final de “Enter the Void”. Cuando Riley nace, su mente es una sala vacía, una tabula rasa. Primero surge Alegría y, cual mito de la creación, observa como todo a su alrededor se llena de engranajes. Con el tiempo, ya es un complejo sistema basado en pensamientos centrales, pensamientos a largo y corto plazo, islas de personalidad, y otros detalles. A su lado, en un panel de control, viven Tristeza, Miedo, Desagrado y Furia.

Pete Docter se inspiró en los cambios de personalidad de su hija rumbo a la pubertad. “Inside Out” es un coming-of-age donde la disección no viene del análisis: las maquinaciones mentales son la trama en sí. Durante su niñez, Alegría lleva la batuta en la mente de Riley, atesorando todo recuerdo como de eterna y primordial importancia y suprimiendo a las demás emociones, que confían ciegamente en ella. Cuando Riley sale de su zona de confort por primera vez en su vida y se muda, Alegría y Tristeza terminan fuera de la torre de control, y en su cabeza hay caos.

Es un concepto similar al de “Spirited Away” pero la fantasía es interna, no externa. El filme concluye que la pureza de la infancia es inevitable y necesariamente curtida para crecer, y para poder mantener la felicidad. Es el mensaje más íntimo y esencial que Pixar dará jamás.

El mundo mental a través del cual viajan Alegría y Tristeza es una creación surrealista llena de recovecos rosáceos que emulan un cerebro; el universo visual más cautivador del estudio desde “Monsters, Inc.”. En términos generales, también es certero: psicólogos fueron consultados por el equipo creativo para hacer metáforas acertadas, pero lo mejor es lo divertidas que son. Las heroínas sufren una ordalía cubista al entrar a la zona de pensamiento abstracto.

No podía contener la risa: el humor se basa en conceptos considerablemente maduros, como la diferencia entre hechos y opiniones. Algunos niños no lo entenderán, otros sí, y mirarán a la pantalla con una sonrisa de satisfacción. A esa edad, uno aprecia que no lo traten como un tonto. Aún así, cuando la vean de nuevo más grandes, la experiencia inspirará un autoconocimiento aún mayor, la catarsis multiplicada por la edad. Eso hacen las grandes películas para niños. 

Inside Out

Pete Docter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s