Zootopia (2016)

3.5

“¿Otra película que se quiere vender únicamente por tener animales que hablan? ¿en 2018?” pensé al ver el tráiler de “Zootopia”. Estaba equivocado: los animales han evolucionado y tienen una sociedad como la nuestra. Los carnívoros ya no devoran a los herbívoros. Sigue habiendo prejuicio hacia ellos, al punto que muchos los creen genéticamente predispuestos a la violencia. ¿Suena familiar?

En este mundo, tan tangible que aparte de tener estrellas pop, celulares y coches, tiene a personas (¿o animales? ¿no es acaso lo mismo?) dispuestas a aprovecharse del miedo para llegar a la cima, está en las manos de Judy Hopps (Ginnifer Goodwin), la primera coneja policía, y su amigo zorro Nick Wilde (Jason Bateman) desemasca-

Sufuciente sinopsis, vayan a verla mejor. Es muy divertida. Al igual que en “BoJack Horseman”, la comedia interactúa con el hecho de que los personajes sean animales (destaca la secuencia con los perezosos á la “Slow Talkers of America”), pero también el diseño de producción: Zootopia es una megalópolis futurista y caleidoscópica, con barrios en miniatura para roedores, coches altos para jirafas, ambientes diversos para las diferentes criaturas y tecnología en armonía con la naturaleza. Los escenarios son casi alienígenas, como de épica de James Cameron. Hoy en día casi toda película animada de alto presupuesto debería lucir bien, pero en la escena de Judy viajando en una cápsula a través de la jungla, con las gotas de rocío cayendo en el vidrio, sentía que la frescura de la sala de cine era la frescura del entorno en pantalla.

Pero decía, en Zootopia hay prejuicios sobre todas las especies animales: los zorros son mentirosos, los conejos son sentimentales e inútiles para todo excepto el cultivo, las ovejas son mansas y tocar su lana es de mala educación, como manosearle los rizos a una persona de color. Ser una coneja policía es considerado una fantasía, pero nuestra heroína lo logra a los pocos minutos de empezada la película (tras años de práctica ahorrados en un montaje, obviamente). El mensaje cliché de perseverancia es complementado con una verdad dura: el mundo es indiferente a tus sueños.

“Zootopia” pega sorpresivamente duro. El bullying es retratado de manera cruenta. Judy se deprime y desmotiva. Cuando su amistad con Nick es puesta a prueba y se abren emocionalmente, es enormemente conmovedor. El corazón, el diseño, la música y la comedia (con referencias contadas e inspiradas) elevan una trama predecible con los mismos giros de todas las películas de Disney. No se notan tanto, porque es fresco que estén dentro de un género que el estudio no había explorado, una buddy cop comedy. Aquí tienen su “Hot Fur”, con todo y mensajes woke para las nuevas generaciones.

Zootopia

Byron Howard, Rich Moore

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s