Batman v Superman: Dawn of Justice (2016)

1.0

Una de las maneras más patéticas de caer en la estupidez es tomar partido contra algo que, con diferente faceta o enfoque, busca lo mismo que tú. “Batman v Superman: Dawn of Justice” muestra esto en varios niveles: está el conflicto entre los personajes titulares, y el de los fans de DC y Marvel. En tono oscuro por el que DC está optando en el cine es una respuesta a la vivacidad del MCU, pero pasa por alto que ambas trabajan con historias irreales de superhéroes.

Claro, hay diferencias entre los personajes: Marvel escribe sobre fenómenos, versiones anómalas de roles sociales (estudiante, billonario, científico, ladrón) que aprenden a usar sus poderes para el bien. Las historias suelen tener un aire casual. Los héroes de DC son dioses y exudan cierta solemnidad.

El fan de Marvel argumenta que sus historias son más empáticas y emotivas que las de DC, amargadas y poco identificables. Estos responden que no entienden la profundidad de sus historias y que Marvel son puras niñerías. La unilateralidad los ciega, al igual que a Batman y a Superman. El núcleo es el mismo: tomemos al personaje estrella de ambos bandos: Spider-Man y Superman. Spider-Man tiene como lema “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Evaluado bajo esa increíble sentencia, Superman, el hombre de acero, no debe tener nada más y nada menos que una responsabilidad, una moral, de acero.

Darme cuenta de esto tras leer “All-Star Superman” y “American Alien”, me enamoró al instante de un personaje que se me hacía distante. Estas nuevas películas, al querer seguir el espíritu de The Dark Knight Trilogy, solo reafirman ese estereotipo. Lo que nadie entiende es que esa fue una visión de autor de Nolan: al posicionar lo implausible en el mundo real, nos hizo creer más en el mito. Batman era el personaje indicado para hacer eso. Superman no. 

Pero los fans de DC rápidamente tomaron a esas películas como la biblia de las adaptaciones y como una espada contra Marvel, y su voz fue escuchada. Así es como llegamos a “BvS”, donde Superman no se erige como el símbolo de esperanza que dice ser sino que se aleja más de la humanidad. Uno supone que Snyder y Goyer son como ese tipo de persona que llama gay a la versión de Reeve y se ríe de los calzones rojos, que prefiere al Batman sádico de Miller.

Se vale tener este enfoque, pero la película está toda fragmentada. Al querer ahorrarse películas para alcanzar a Marvel, se ahorran desarrollo para los personajes. Debemos comprar que Superman es bueno porque nos muestran un montaje con sus actos heroicos en un noticiero, donde aún así luce desinteresado, ¿alguien te está obligando a hacer esto, cariño? A las carreras, tampoco sabemos qué tan bueno puede ser Ben Affleck como Batman. Luce bien y tiene química con el nuevo Alfred (Jeremy Irons), pero la historia no le da qué hacer más que “cosas de Batman”: ir a la Baticueva, pelear, verse como un magnate. Es un cosplay glorificado.

Pero el error garrafal de casting es Jesse Eisenberg como Lex Luthor. A medio camino entre los ticks del Joker de Ledger y los de Mark Zuckerberg, es el nadir del villano loco pero encantador que hace chistes y deja “regalos” antes de volar el lugar en pedazos. En este caso, es un frasco de orina. Cualquier Joker tiene mejor gusto. Es irónico, pero el mejor momento de la película es cuando es salvado por Superman.

Tan apático es este Supes que, cuando Batman le está propinando una paliza cerca del final, resulta satisfactorio. Es probable que la película quiera que lo disfrutes. Las tesis que ambos usan contra el otro se basan por completo en que la bondad no puede durar. ¿De verdad esta es la base con la que quieren construir un universo cinematográfico? No hay una conclusión para mediar o sustentar, solo 40 minutos de acción bombástica. Los héroes se reconcilian tras descubrir que sus madres se llaman Martha. En papel, es buena idea. La ejecución es graciosa.

Doomsday en el clímax es un desperdicio. Como Superman no se ha consolidado como héroe, pasa lo mismo que en “Man of Steel”: solo los espectadores saben de buenos y malos, los civiles en la película ven a dos bastardos destruyendo todo. Esta vez la pelea se da en un terreno abandonado y no hay tantas bajas, pero nadie la atestigua. Al mundo le valdrá un pepino el máximo sacrificio de Clark. Porque esa es la única razón para la existencia de Doomsday: mostrar a Superman como el mártir que tanto nos quiere convencer el simbolismo cristiano de Snyder que es.

Esta pelea fácil pudo ocurrir en las calles de Metrópolis, como en el cómic, pero el estilo de acción por el que han ido no puede permitir eso. Aquí no hay puñetazo sin onda expansiva que destruya varios metros a la redonda, todo saca fuego y rayos. Un duelo a puño limpio es imposible, ya que un solo golpe crea desastre, así que la estética se ve limitada. ¿Así quieren traernos a la Liga de la Justicia? Si cuatro de estos en combate dejan un yermo inhabitable, ¿qué pasaría con, no sé, diez? Paso. 

Superman muere y es velado, con la milicia cargando su ataúd negro con la icónica “S”. Se nos dice que el mundo llora su pérdida. Volteé a ver a la audiencia, pero nadie estaba visiblemente conmovido. Alguien aplaudió dos veces cuando empezaron los créditos pero nadie lo siguió y desistió. Si para la mayoría el final no tiene impacto, 2 horas y media fueron un despropósito. Sentí una atmósfera similar a cuando salí de la nueva “Fantastic Four“: “usualmente los superhéroes son divertidos, ¿qué pasó?”, se preguntarán aquellos que no saben de directores o productoras y solo van a ver las películas con personajes populares.

Sí, unos dirán que Marvel acostumbró a todos a sus películas “inmaduras”. Eso me hace recordar la preparatoria, donde cada vez que uno de esos clásicos idiotas que se creen adultos por ser superficialmente “serios” me llamaba inmaduro, respondía: “la inmadurez se mide no en la cantidad de payasadas, sino en la cantidad de pendejadas”. Con eso digo todo.

Batman v Superman: Dawn of Justice

Zack Snyder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s