Jupiter Ascending (2015)

2.5

La ames o la odies, “Jupiter Ascending” es única en el panorama cinematográfico actual. No podía creer estar viendo una space opera original puesta en pantalla; incluso chequé doblemente, restregándome los ojos, el artículo de Wikipedia. Estaba seguro de que se me había escapado un “basado en…”. Pero no.”Jupiter Ascending” es creación de las Wachowski. No está basada en nada.

Al menos superficialmente. La verdad es que si me dieran un dólar por cada frase, cliché, escenario y situación aquí presente, ya hubiera hecho mi propía película y dejaría este onanista y redundante oficio de decirles lo que pienso de cosas que otros hacen. Las directoras dirán que para esto se basaron en la arquitectura europea y la literatura griega y shalalá, pero lo que vas a pensar es más o menos esto: “Eso es de ‘El quinto elemento’. Eso es de ‘Superman regresa’. Eso es de ‘Star Trek into Darkness’. Eso es de… oh por dios, ¿’La amenaza fantasma’?”

(De hecho, Nostalgia Critic hace un mejor trabajo que yo enlistándolos.)

Pero hay diferencias entre este y otros recalentados. Este es el recalentado más sui generis que he visto en siglos. Uno asumiría que para crear una nueva saga épica original, las Wachowski se mandarían un concepto inteligente con una mitología apasionante, como “Matrix” pero en el espacio… lo que hacen aquí, de una manera que parece casi voluntaria (dado que son bastante inteligentes), es una space opera telenovelesca, campy, que no tiene intenciones de ser puesta en un pedestal sino de ser disfrutada en toda su extravagancia.

Esta es una carísima película serie B y una propuesta tan arriesgada que merece respeto así se lo gane a raíz de burlas: los momentos de Eddie Redmayne como el villano Balem están al nivel del mejor Nicolas Cage (o peor, dependiendo de como recibas este tipo de cosas). Y hablando de Cage, aquí también hay abejas que pican gente gritona, excepto a la protagonista, Júpiter (Mila Kunis), a quien no pican porque las abejas están “genéticamente desarrolladas para sentir la realeza”, como le dice el personaje de Sean Bean.

Sí, yo tampoco puedo creer que haya escrito eso. Imagínense escuchárselo decir.

Es difícil odiar “Jupiter Ascending”, al menos si tienes un gusto por el cheese y por los peores clichés de este tipo de historias. Objetivamente (y no uso esa palabra a la ligera), como introducción a un nuevo universo, no funciona. De hecho, es una basura: la exposición es aburrida, no hay cimientos para que nos aprendamos los nombres de los personajes, todos los protagonistas son olvidables, los “grandes temas” nunca se desarrollan y el final es anticlimático… uno se pregunta por qué las Wachowski harían algo tan malo únicamente por la estética, ¿es acaso esto una especie de neo-Ed Wood?

Las Wachowski forman parte de un selecto grupo de creadores a los que les doy el beneficio de la duda. Se han ganado a pulso que le dedique algo más de neurona a creaciones suyas que, viniendo de otro director, quizá desecharía más rápido. Aquí captó mi atención el hecho de que quizá la mayor virtud de “Jupiter Ascending” es ser el tipo de basura que los hombres normalmente consumimos… pero para mujeres. “¿Así que así es como se sienten los hombres hetero en el cine todo el tiempo?” —se pregunta la usuaria sashayed en Tumblr— “¿Como si alguien anotara cuidadosamente tus fantasías prepúberes y les arrojara 100 MILLONES DE DÓLARES?”

Respuesta corta: sí. Aunque este autor en particular no suele caer ante los encantos de los gustos “masculinos”, tampoco soy invulnerable. Aquí hay una persecución aérea en Chicago que es la secuencia de acción más exhilarante, dinámica, creativa y fluida que he visto en pantalla desde los días del Spider-Man de Sam Raimi. Puro éxtasis. Del mismo modo, la femineidad de “Jupiter Ascending” es refrescante. Hay algo satisfactorio en ver a una elegida, sobre todo cuando es una tan pedestre y para la cual las cosas no cambian tanto, salvo por terminar con un novio que es básicamente un fan art de Channing Tatum musculoso, volador y cuasifurry. ¿Es este el tipo de concepto rebelde que las Wachowski querían hacer? Hey, un seguimiento de culto es algo que mejores películas no han obtenido tan fácil y rápidamente como esta.

Jupiter Ascending

Lana Wachowski, Lilly Wachowski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s