The Super Dimension Fortress Macross (1982)

4.0

Una de las cuestiones más abarcadas en space operas y tramas bélicas es la estetización e la violencia y el qué tan profundo puede ser realmente algo que gira en torno al brío del conflicto. “Macross” le saca provecho a este eje: es una historia no solo de guerras en el espacio, sino de la tragedia de pelear por defender, con esperanzas de un inherente pacifismo.

En 1999, un artefacto alienígena se estrella en una isla del Pacífico. Durante una década, U.N. Spacy (sucesora de las Naciones Unidas)  la restaura como una nave humana para ser lanzada en 2009, un emblema de una humanidad ahora unificada. El piloto de la armada Roy Focker (Sí, como en “Meet the Parents”) invita a la ceremonia a su amigo Hikaru Ichijo, un piloto aficionado, a probar el VF-1 Valkyrie, que también puede transformarse en un mecha. Mientras tanto, una nave de una raza llamada Zentradi se acerca a la órbita terrestre, activando por accidente un sistema de defensa del Macross que provoca un ataque. Los Zentradi, gigantes humanoides de colores inusuales y en ciertos casos rasgos toscos, comienzan su ataque a la Tierra. Hikaru se ve a sí mismo luchando, y rescata a una jovencita aspirante a cantante, Lynn Minmay.

El Macross se teletransporta (o hace un “space fold”, como le dicen aquí) para escapar, pero en lugar de aparecer en la Luna aparece cerca de Plutón, y ahora tiene que hacer el viaje de vuelta por vías convencionales. Su campo de fuerza se llevó consigo a toda la población en los albergues, quien poco a poco comienza a reconstruir una sociedad humana a bordo del enorme Macross. Surgen restaurantes, noticieros, industria cinematográfica, y certámenes de belleza: Minmay es coronada Miss Macross, y se convierte en una gran celebridad (y, en la vida real, en una de las primeras y más queridas idols del anime). Su primera canción es “My Boyfriend Is a Pilot”, la cual sin duda va dedicada a Ichijo.

Pero Ichijo tiene problemas para estar con ella, y no es realmente su novio. Se une a la milicia, y a cada rato es llamado a la acción debido a los erráticos ataques de los Zentradi, quienes parecen temerle a los humanos tanto como los odian, pues sospechan que son la “protocultura” que les dio origen. Cuando suenan canciones, cuando ven hombre y mujer cerca, o cuando ven besos, su reacción es de un impacto congelador, traumático, un vestigio en su memoria biológica. Ichijo está notoriamente molesto de tener que luchar, y poco a poco eso comienza a pasar con los Zentradi, quienes ven mucho más valor en el estilo de vida “cultural” de la Macross: creación, no destrucción; belleza, simbolizada por las canciones de Minmay, que ahora reverberan por la galaxia.

“Macross” no es la única historia que abarca los grises entre ambos bandos, pero la escala y la caracterización la hacen única. Los personajes son creaciones falibles que suelen tomar decisiones imprudentes pero que irradian buenas intenciones. El capitán Global está más allá de ser un cruento estereotipo de militar, en su lugar una figura de autoridad noble que busca la paz ante todo (además, es impresionante verlo dirigir el navío al lado de puras mujeres). Los villanos logran ser más que los típicos aliens de colores con ropas vistosas de las space operas, y con el tiempo distinguimos a cada uno por su propia personalidad. Los colegas de Ichijo, como Max Jenius y Hayao Kakizaki, son bastante carismáticos y las pérdidas que ocurren a lo largo de los episodios duelen bastante.

Ichijo está lejos de ser un héroe perfecto y es bastante inmaduro en sus reacciones emocionales (y decisiones amorosas), y la trama nunca lo condona. Hay momentos de desarrollo para sus intereses amorosos que evitan el centrismo en Ichijo. Minmay lidia con su celebridad y con la pérdida del gusto en hacer lo que ama, y se empareja con su primo, Lynn Kaifun (en Japón es legal casarte con tu primo), quien a pesar de ser el portavoz más agresivo del pacifismo en la serie, demuestra también portar una masculinidad tóxica, contrastando una faceta moderna con una conservadora.

Misa Hayase, la comandante y la “otra” aparte de Minmay, representa una femineidad menos promovida, normalizada y aceptada que la de de la cantante y, si bien al principio percibimos al personaje como frío, su backstory poco a poco hace que queramos saber mucho más de ella. Es tan paulatino el desarrollo que nunca nos imaginamos que sería algo con el protagonista. Ninguna de las dos es descartada como banal o menos apta para tener una relación y, por más insensato que Ichijo sea a veces, entendemos su conflicto y las ataduras emocionales que tiene con ambas. Todo esto no quiere decir que “Macross” no haya envejecido mal en algunos diálogos o en algunos momentos de cliché romántico sexista, como el emparejamiento de Jenius y la Zentradi Milia, pero está lejos de ser algo retrógrada; está más del lado de “Star Trek”, tan producto de su época como augurio de la siguiente.

La historia parece llegar a su final con el episodio 27, “Love Floats By”, uno de los bloques de 20 minutos animados más excitantes jamás puestos en pantalla. Uno se pregunta como podrían llegar a una resolución aún más épica, y en efecto no lo hacen: la extensión hasta el capítulo 36 es meditabunda y se centra en los dilemas de los Zentradi para vivir en la Tierra, y en resolver la trama amorosa. Es un escenario posapocalíptico, y roba un poco el final que habíamos tenido en el 27, impregnando de una melancolía sobre la imperfección humana y nuestra incapacidad de forjar utopías.

El colofón de Macross está lleno de descontento social, pérdida de la fe en la cultura, y destrucción a una escala donde el saldo de vidas es obsceno; y aún así, no puede evitar sentirse como una historia sobre lo mejor de nosotros, sobre que siempre estaremos viendo hacia adelante, y hacia las estrellas.

Chōjikū Yōsai Makurosu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s